Demostración a los reacios

Es la tercera entrada que coloco con el tema de los platillos espaciales. Espero que los reacios queden convencidos.

Esta foto se tomó en Albuquerque, Nuevo México en 1963. Ha llegado hasta nuestras manos tras un soborno mayúsculo y una persecución en motocarro. Pueden apreciar (o despreciar) un objeto volador no identificado de lo más cuco. No hay trampa ni cartón, todo real como la vida misma. ¡¡Abducidos del mundo, uníos!!.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Si hasta se le ve el cable «edwoodiano»!!!! XDD En cualquier caso estas cosas no existen, pero haberlas «haylas».

    Por cierto, impresionante el póster polaco de «Regreso al Planeta de los Simios». Anda que si llegan a verlo Heston o Franciscus hubieran exclamado: «¡¡¿Esto que eeeess?!!»

    Saludos XD

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.