Momentos peliculeros que nos pusieron los pelillos de punta


The Thief of Bagdad
Dirigida por Ludwig Berger, Michael Powell and Tim Whelan
Reino Unido
1940

Porqué me puso los pelillos de punta: porque cuando sale el genio de la lámpara, y está a punto de aplastar a nuestro amiguete Sabú… es que su pie da grima, con esas largas uñas amarillentas, que se me revuelven las tripas, aggggggg…

Únete a la conversación

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.